cómo conseguir marca empleadora

4 claves para una Marca Empleadora top

También conocida como Employer Branding, la marca empleadora es la imagen que da la empresa a sus trabajadores, presentes y potenciales, o lo que es lo mismo, la reputación de dicha empresa. Solo con esto puedes entender la vital importancia que representa para una empresa y para el departamento de recursos humanos de la misma conseguir una buena Marca Empleadora. En este artículo encontrarás los cuatro pasos principales para desarrollar un employer branding potente y que te ayude en tu proceso de selección de personal.

Crea tu Marca Empleadora en 4 sencillos pasos

1- Date a conocer. Si quieres que la gente conozca tu empresa tendrás que salir allí afuera y presentarte. Empieza detallando la cultura de la empresa, sus visiones y valores y compártelos en tu página web y redes sociales. Da a conocer los beneficios de los que gozan tus trabajadores, las actividades de teambuilding que se realizan y todo aquello que pueda interesar a un futuro trabajador. Para ello será necesario que los departamentos de recursos humanos y marketing trabajen codo con codo para que la estrategia de comunicación de la empresa esté a la par con lo que luego los encargados de personal publiquen en las ofertas de empleo y compartan durante las entrevistas.

2- Sé activo en redes sociales. Está bien que publiques en tu web cómo es el día a día en tu empresa, pero no dejes que esta información caiga en el olvido de internet. Tener perfiles en las redes sociales más relevantes y usarlos de manera activa es básico para que los potenciales candidatos encuentren tu empresa, la conozcan y quieran trabajar en ella. Por no hablar de lo útiles que te resultarán a la hora de publicar ofertas de empleo. Si has conseguido un número importante de seguidores a los que les gustas, seguro que se te llenará el buzón en seguida con currículos y perfiles muy interesantes.
Un aspecto primordial de las redes sociales es la interacción. Esta puede darse con potenciales empleados, estableciendo contacto con ellos incluso antes de que entren en el proceso de selección, y con los mismos empleados. Anímales a que sigan los perfiles de la empresa, a que compartan sus opiniones sobre sus puestos de trabajo e interactúa con ellos para que cuando un potencial empleado busque información de la empresa encuentre trabajadores felices y orgullosos de su posición. Un testimonio honesto como este es la mejor manera de vender tu marca empleadora.

3-Cuida el proceso de selección. Una oferta de trabajo suele ser el primer contacto entre candidato y reclutador, así que no olvides destaca la cultura empresarial y los puntos fuertes de trabajar en tu empresa cuando la redactes para que llame la atención de aquellos perfiles que mejor se ajusten a ella y al puesto ofertado. Aprovecha cada uno de tus contactos con los candidatos, ya sea vía email o en persona, para transmitir los valores y la cultura de la empresa, aunque esta vez no acabéis trabajando juntos es mejor haber causado una buena impresión por si volvéis a encontraros.

4-Cuida de tus empleados. Después de todo, no hay nada más importante para una empresa que sus trabajadores. Cada empleado es único y tiene unas necesidades especiales, entenderlas y hacer todo lo posible por cumplirlas ha de ser el primer paso para una estrategia de employer branding potente. Convierte a tus empleados en tus embajadores de marca, cuídalos y haz que sean ellos los que hablen bien de ti, los que pongan los dientes largos a sus amigos de lo bien que están en su puesto y lo mucho que los mimas. De nada servirá que des a conocer la empresa por todo el mundo y publiques las mejores ofertas de empleo si luego los trabajadores hablan mal de ti o se marchan al poco tiempo. Todos tus esfuerzos no habrán servido para nada (bueno sí, para gastar dinero que podrías haber invertido en cuidar de ellos desde un principio), los nuevos empleados se sentirán estafados y el espiral de negatividad que afecta a la empresa continuará. Una marca empleadora potente, eficaz y competitiva solo puede conseguirse con la ayuda de los trabajadores. Y es que, como no nos cansaremos de repetir, el trabajo de un departamento de recursos humanos va mucho más allá del proceso de selección.

Desarrollar una buena estrategia de marca empleadora no tiene solo como objetivo mejorar la reputación de tu empresa, es también uno de los mejores métodos para mejorar y optimizar tus procesos de selección a la hora de atraer talento. Tu buena reputación ayudará a que los mejores perfiles profesionales se sientan atraídos por tus ofertas de empleo y también estarás asegurándote de que aquellos que entran en el proceso de selección son afines a tu cultura empresarial. Dedicar un tiempo ahora a estos cuatro pasos te ahorrará y facilitará mucho trabajo en el futuro.

Publica tu primera oferta de empleo gratis

Noticias

Deja un comentario